Negocios con Corazón Verde: el Poder del Enfoque Triple Bottom en las Empresas

Cuando se establece un enfoque Triple Bottom, la empresa llega a convertirse en un paradigma de éxito.

Por ello, las empresas que se preocupan por los individuos, persiguen ganancias y protegen el ambiente llegan a liderar el camino hacia un futuro más sostenible y equitativo.

  1. Ganancias con Propósito

Generalmente el tipo de organizaciones o empresas que llegan a tener bien establecido el enfoque Triple Bottom, siempre se esfuerzan por mantener un impacto positivo.

Por ende, la responsabilidad social y la rentabilidad pueden coexistir de manera concreta y eficiente impulsando a las empresas a ser motores de cambio no solo social sino también económico.

  1. Cuidando a las Personas

Se debe aclarar que las empresas Triple Bottom priorizan en la equidad laboral, contribuyendo al desarrollo de las comunidades y el bienestar de sus empleados.

Es interesante establecer que, esta preocupación suele ir mucho más allá de los empleados, ya que siempre existe relación entre los individuos y la empresa.

  1. Sostenibilidad Ambiental

Las empresas Triple Bottom adoptan prácticas sostenibles desde la reducción de la huella de carbono hasta la gestión responsable de los recursos.

Lo que muestra que este enfoque suele definir que el planeta debe estar protegido liderando la lucha contra la degradación ambiental y el cambio climático.

  1. Transparencia y Ética Empresarial

Estas empresas suelen abrazar la ética y la transparencia como pilares primordiales.

También se tiene en cuenta la honestidad en la comunicación, la rendición de cuentas y la toma de decisiones éticas llegan a ser elementos importantes para poder establecer una reputación confiable y sólida del consumidor.

  1. Innovación Social y Ambiental

Las empresas con enfoque Triple Bottom generan no solo innovación ambiental sino también innovación social.

Dichas innovaciones permiten desarrollar servicios y productos que cumplen con el establecimiento de las expectativas del mercado y por esto, llegan a abordar problemas ambientales y sociales.

Para concluir se pueden identificar a las empresas con enfoque Triple Bottom como empresas de perfil exitoso que pueden ser medidas tanto en su capacidad para crear y mantener valores como para aumentar su crecimiento financiero

Adicional a esto, fomentan un valor sostenible para las personas y el planeta.

Al acogerse a este enfoque las empresas están concibiendo un camino hacia un futuro empresarial que no solo busque beneficios económicos, sino que pueda abrazar la responsabilidad compartida por el bienestar de todos.

¡Acompáñanos en este viaje hacia una nueva era empresarial con un impacto Triple!

Hanna Ardila

Ingeniera Ambiental y Bióloga, esp. en Gestión Pública. Consultora Ambiental / Docente / Creadora de contenido / Speaker.

Deja una respuesta